Buscar
  • Contribuciones a Alas Andinas

A 15 años de la travesía 2004


Hace 15 años, dos mujeres pilotos, decidieron unir Chile con Suiza, y así realizaron la hazaña de cruzar el Atlántico Sur, para regresar por el Círculo Polar Ártico, uniendo 3 continentes. El día 9 de marzo del año 2004, despegaron desde el aeropuerto de Los Cerrillos, en Santiago de Chile, teniendo como testigos de su partida, a muchas autoridades, periodistas y curiosos.


Lo distinto, novedoso y peligroso, además de lo inusual de la edad de estas pilotos, era que esperaban llevar a cabo esta aventura, a bordo de un monomotor, un Beechcraft Bonanza cuya matrícula era CC-PLJ. Construido en 1981, con un motor, de seis cilindros y 285 caballos de fuerza, que solo tenía un año de uso. El “Julie”, como lo bautizaron cariñosamente, era un pequeño avión cuadriplaza, de motor a hélice, al que se le adaptaron estanques adicionales de combustible, que aumentaron la autonomía de 4.500 a 13.000 kms.


Si bien el largo del trayecto, las variaciones climáticas y lo frágil de la aeronave constituían de por sí un arriesgado desafío, las dos grandes barreras a enfrentar eran la Cordillera de Los Andes y el Océano Atlántico. Sin embargo, después de 24 ciudades en 17 países, 17.300 millas y 140 horas de vuelo, arribaron de vuelta a Santiago el 23 de mayo de 2004. Finalizando exitosamente, una travesía única en el mundo, y que según quedó registrado en la sede de la OACI en Montreal, fue la primera hazaña de aviación del nuevo siglo y del comienzo del milenio.


Una de las pilotos fue Madeleine Dupont, proveniente de una familia francesa afincada en Alemania, donde ella nació en plena Segunda Guerra Mundial, creciendo en esos días, en el lado francés de Berlín Occidental.


Su contacto con personas de distintos países le facilitó el aprendizaje de varios idiomas, lo que le permitió ganarse la vida como intérprete, secretaria trilingüe, aeromoza de Avianca y agente de viajes. Ha vivido y trabajado en Alemania, Francia, España, Inglaterra, Colombia, Perú y Chile, donde se radicó en 1980. Madre de 4 hijos y a la fecha de la travesía, abuela de 4 nietos.


En 1989 hizo el curso de piloto civil y después de un tiempo se convirtió en instructora de vuelo. Con práctica y conocimientos, obtuvo licencia para volar aviones multimotores, convirtiéndose además en piloto IFR y obteniendo posteriormente la Licencia IVI, Instructora de Vuelo por Instrumentos. La primera Instructora IVI en Chile. Al momento de despegar de Los Cerrillos, acumulaba cerca de 2.500 horas de vuelo.


La otra piloto fue María Eliana Christen, nacida en Chile, hija de padre suizo y madre chilena. Estudió psicología en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Magister en Psicología Organizacional y Recursos Humanos, además de un título, obtenido en la NASA, de psicóloga de aviación. Es piloto civil desde 1968 y paracaidista desde 1970, siendo la primera mujer paracaidista de las Fuerzas Armadas. Además de ser la primera piloto chilena, incorporada a la organización de mujeres pilotos del mundo, y ser socia fundadora de nuestra agrupación. Casada, madre de 4 hijos y abuela de 7 nietos.


Quizás, la idea de cruzar y unir nuestro país con el orbe a través del aire no fuera nueva, ya en octubre de 1952 se realizó la campaña “Alas para Margot”, donde se dio inicio a una colecta nacional para adquirir un avión y juntar los medios necesarios para que dos aviadoras nuestras, Margot Duhalde Sotomayor junto a Lucía Salas Reyes, cumplieran la hazaña de poner una vez más en los cielos, el nombre de Chile.


En esos años, quizás no se vislumbraron resultados concretos, pero este esfuerzo y anhelo nacional, tuvo cincuenta y dos años después… sus claros frutos. Esta historia de la travesía aérea de 2004, cumplida por dos integrantes de Alas Andinas, resulta un testimonio tangible y cercano, además de ser único en nuestro país, donde se ejemplifica una vez más la responsabilidad, voluntad y destrezas que hombres y mujeres pilotos, tienen y cumplen para afrontar por igual, los continuos desafíos y ventajas que la aviación presenta para el crecimiento, desarrollo y conectividad de nuestro país y del mundo.


Náyade Muñoz Rivera - Norberto Traub Gainsborg - Fernando Lizama-Murphy

29-Jul-2019





7 vistas